Portada » Comunicados » Discurso del Ministro Principal con ocasión del almuerzo ofrecido por el Gobierno de Gibraltar durante la visita del Conde y la Condesa de Wessex – C402
Comunicados

Discurso del Ministro Principal con ocasión del almuerzo ofrecido por el Gobierno de Gibraltar durante la visita del Conde y la Condesa de Wessex – C402

Emocionado discurso del ministro Principal a Sus Altezas Reales los Condes de Wessex

Gobierno de Gibraltar

Discurso del Ministro Principal con ocasión del almuerzo ofrecido por el Gobierno de Gibraltar durante la visita del Conde y la Condesa de Wessex

Gibraltar, 9 de junio de 2022

Sus Altezas Reales:

Ha sido todo un placer darles la bienvenida a Gibraltar, su casa.

Ha sido un honor que he compartido con todos los gibraltareños y residentes de Gibraltar.

Esta Comunidad diversa les ha recibido con los brazos abiertos.

Pero más que eso, les ha acogido, Altezas, como lo hizo con Su Majestad la Reina en 1954, con el corazón abierto.

Porque Gibraltar es el territorio más leal de Su Majestad.

Y los gibraltareños los más devotos súbditos y ardientes admiradores de la Corona.

Hoy, en este hogar magnífico del Real Regimiento de Gibraltar, nos han servido en el mismo menú que se sirvió a Su Majestad y al Duque de Edimburgo en 1954.

Una pequeña demostración culinaria de que nuestro apetito por la familia real británica no ha disminuido con el tiempo.

Quiero hacer una pausa para agradecer a quienes han cocinado para nosotros y al personal que ha servido la comida.

Agradezco al Regimiento y al Comandante de las Fuerzas Británicas [en Gibraltar] por dejarnos estas instalaciones.

Y quiero reiterar una vez más el orgullo que todos sentimos cuando ellos custodiaron los Palacios Reales esta primavera.

El Regimiento de Gibraltar custodiando a nuestra soberana y demostrando así el inquebrantable vínculo que nos une.

Por supuesto, el bastión en el que nos encontramos, la Grand Battery House, data en sus orígenes del periodo árabe, fue aumentado en el periodo español y fortificado aún más por los británicos.

Sus Altezas Reales están literalmente sentadas sobre una pequeña parte de la legendaria e “invulnerable fuerza” de Gibraltar.

Esa “fuerza invulnerable” fue lo primero a lo que aludió Su Majestad en su discurso tras cenar estos mismos manjares en este lugar, en el Peñón, tantos años atrás.

Ante los recientes desafíos sin precedentes, hemos demostrado una vez más nuestra fuerza invulnerable para hacer frente a cada reto con la ayuda y el apoyo del Reino Unido, como, por ejemplo, en el suministro de las vacunas Covid que han salvado vidas.

De hecho, en algunos momentos de los dos últimos años, los únicos vuelos regulares internacionales que continuaban operando en Europa eran los de British Airways a Gibraltar.

Y, por cierto, ¡ninguno de ellos dio la vuelta en mitad del Canal de la Mancha!

El hecho es que, bien sea por el Covid, la seguridad o la gestión del Brexit, los Gobiernos de Su Majestad en Londres y Gibraltar nunca han colaborado tan estrechamente como en la actualidad.

Eso también es un verdadero motivo de celebración.

Sé que mientras estuvo aquí, Su Alteza también visitó nuestras renovadas Defensas del Norte, así como las instalaciones modernizadas de La Torre [en la Base Naval].

Estas instalaciones, antiguas y nuevas, ilustran la “importancia estratégica” de Gibraltar a  la que Su Majestad también se refirió en su discurso de 1954.

Y durante el tiempo que Sus Altezas han pasado con nosotros en el Peñón sé que han experimentado todo lo mejor de Gibraltar.

No sólo nuestra comida.

La verdad es que no hay ningún otro lugar como Gibraltar.

Pero quizás lo más importante es que hayan conocido de cerca a miles de nuestros ciudadanos.

No hay otro pueblo como el de Gibraltar.

Son nuestro mayor recurso.

De las viviendas de Moorish Castle al jardín del Convento, no habrán encontrado súbditos más leales a Su Majestad.

Y tampoco un pueblo más diverso y multicultural.

En esta sala está reunida una representación de todos nosotros.

De todas nuestras culturas y religiones.

De todas nuestras zonas residenciales y una parte de nuestros empresarios.

Nuestras organizaciones benéficas y representativas.

Nuestros medios de comunicación, que han trabajado con sus teclados y cámaras hasta la saciedad para hacer llegar a nuestro pueblo y al resto del mundo las mejores imágenes y anécdotas de su visita.

Nuestros jóvenes de todas las escuelas y todos nuestros partidos políticos.

1.300 estudiantes gibraltareños estudian cada año, con beca completa, en el Reino Unido.

Estos consolidan aún más nuestra naturaleza británica a través de la educación y el aprendizaje.

También están aquí todos nuestros Parlamentarios, de todos los partidos representados en nuestra Democracia al estilo de Westminster.

Todo Gibraltar está de alguna manera representado hoy aquí.

Porque todos, desde diferentes orígenes y en distintos caminos y estadios de la vida, queremos mostrar nuestra lealtad a la Corona Británica celebrando con Su Majestad este Jubileo de Platino sin precedentes.

Por lo tanto, me gustaría pedir a Sus Altezas Reales que informen a Su Majestad de que la segunda observación que hizo sobre Gibraltar en su discurso posterior a la cena en 1954 sigue siendo tan cierta hoy como entonces.

Sí, su fuerza invulnerable.

Sí, su importancia estratégica.

Pero, por encima de todo, la lealtad imperecedera de su pueblo, que late hoy con la misma fuerza si no más que en mayo de 1954, cuando una joven Reina y su marido vinieron a visitar a su pueblo y a inspeccionar en persona SU Peñón.

Por favor, agradézcanle también su amable mensaje a su llegada.

Porque por muy multiculturales y diversos que seamos en todo lo demás, somos totalmente unidimensionales en nuestra naturaleza británica y lealtad a la Corona británica.

Porque quizá los Gershwin tenían razón sobre las Rocosas[1].

Es posible que algún día estas montañas se desmoronen.

Pero Gibraltar nunca decaerá en su devoción a Gran Bretaña, a nuestra Reina y a la Corona.

FIN

Extracto del discurso de Su Majestad la Reina en 1954

“El Peñón es famoso en la historia por tres cosas: por su fuerza invulnerable, por la lealtad de su pueblo y por el papel estratégico que ha desempeñado en tantas ocasiones. Esta ocasión puede considerarse como un hito en su historia y muestra la determinación de avanzar en el futuro en colaboración y en amistad para el buen gobierno y la seguridad de la colonia y la fortaleza de Gibraltar”.


[1] Se refiere a la canción Love Is Here to Stay, con letra de Ira Gerswhin, que decía “In time the Rockies may crumble, Gibraltar may tumble … but our love is here to stay” (“Con el paso del tiempo, puede que las Rocosas se caigan, que Gibraltar se derrumbe … pero nuestro amor está aquí para quedarse”)

Comunicado en pdf con original en inglés incluido

Nota a redactores:

Esta es una traducción realizada por el Servicio de Información de Gibraltar. Algunas palabras no se encuentran en el documento original y se han añadido para mejorar el sentido de la traducción. El texto válido es el original en inglés.

Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con

Servicio de Información de Gibraltar

Web: www.infogibraltar.com, web en inglés: www.gibraltar.gov.gi/press

Twitter: @InfoGibraltar 

Nota para usuarios

Todos los contenidos se pueden publicar citando la fuente (Gobierno de Gibraltar, Policía Real de Gibraltar, Ministerio de Defensa británico en Gibraltar, InfoGibraltar, etc.). Las imágenes, salvo indicación en contrario, se pueden utilizar sin necesidad de citar el origen. Los vídeos del archivo audiovisual sólo se pueden utilizar en los términos que establezca la fuente original. Puede consultar más información sobre nuestro servicio en este enlace.

Enlaces de interés

Listado con enlaces a las principales instituciones, organismos y colectivos de Gibraltar.
Ver todos