284: Mensaje del Ministro Principal con motivo del Primero de Mayo

 

Gobierno de Gibraltar

 

Mensaje del Ministro Principal con motivo del Primero de Mayo

Gibraltar, 30 de abril de 2013

 

Celebrar el Día de los Trabajadores  (Workers’ Day) el 1 de mayo es una parte esencial de lo que significa ser socialista. El GSLP siempre ha celebrado un evento en la noche del 30 de abril para poder recibir el 1 de mayo unidos como una familia política.

 

Por este motivo, uno de nuestros compromisos era restablecer esta fecha como día festivo.

 

Así lo hicimos inmediatamente al ser elegidos y el año pasado Gibraltar se unió a la mayor parte de Europa (con gobiernos socialistas o de otra ideología), así como un total de 80 países de todo el mundo.

 

Este año, quiero reflexionar sobre los motivos de la importancia de este día.

 

En el Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo (Workers’ Memorial Day)[1] conmemoramos a aquellos que murieron en el trabajo. El 28 de abril fue declarado como puente festivo en relación a ese día porque el significado del 28 de abril radica únicamente en la creación de Oficinas de Salud y Seguridad (Health and Safety Offices) más que en cualquier suceso en particular.

 

Pero el caso del 1 de mayo es muy diferente. Esta fue la fecha de una manifestación en 1886 en favor de la jornada laboral de ocho horas que ahora damos por sentada. Aquella manifestación en Chicago fue interrumpida por disparos de la policía que provocaron la muerte de muchas personas que apoyaban esta causa. Aquellos que perdieron sus vidas son recordados como los “Mártires de Chicago”.

 

En todo el mundo, el 1 de mayo viene siendo considerado como el Día de los Trabajadores, en honor de los que perdieron sus vidas en la manifestación de Chicago y de todos los que han luchado por los derechos laborales.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, la Iglesia también ha dedicado el 1 de mayo a San José Obrero, patrón de los artesanos y de los trabajadores.

 

Es innegablemente necesario recordar que, hoy en día, los trabajadores gozamos de derechos derivados de los sacrificios que llevaron a cabo los trabajadores de todo el mundo antes de nosotros. Por este motivo, es igualmente innegable su derecho a gozar de un día especial en el calendario.

 

Como líder del partido socialista, lo celebraré con mi familia política esta noche en Central Hall. Daremos la bienvenida al 1 de mayo repartiendo claveles rojos entre los presentes. Este año, la alegría habitual de la celebración se verá empañada por la tristeza al recordar a nuestro compañero, Charles Bruzón, quien – al igual que su familia – estará en nuestros pensamientos durante toda la velada.

 

Mañana, el Gobierno ha organizado un evento en Casemates junto con los sindicatos, al cual invito a todos para que disfruten con nosotros. Al igual que el año pasado, el evento está abierto a todos los públicos ¡no se requiere invitación!

 

Además de disfrutar la música de algunos de los mejores grupos de Gibraltar, unámonos para recordar los sacrificios que obtuvieron los derechos que hoy en día nos protegen en el trabajo a cada uno de nosotros; y, en particular, recordemos que esos sacrificios no sólo tuvieron lugar en Chicago – muchos de ellos también sucedieron aquí durante la huelga general, la lucha por la paridad y otras batallas industriales que lograron alcanzar los beneficios de los que disfrutamos hoy.

 

Así que celebremos el 1 de mayo juntos. Conmemoremos a aquellos que lucharon para obtener los derechos que nos protegen a los trabajadores hoy en día y comprendamos el significado de una fecha en la que los trabajadores dejan sus herramientas en honor de aquellos cuyo papel en la historia nunca será olvidado.



[1] Día Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, ahora conocido como Día Mundial de la Salud y Seguridad en el Trabajo para poner más énfasis en la prevención

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...