Discurso del Ministro Principal, Fabián Picardo, ante el C24 de las Naciones Unidas

 

DISCURSO DEL MINISTRO PRINCIPAL FABIÁN PICARDO ANTE EL C24 DE LAS NACIONES UNIDAS

 

Dedicado a Juan Carlos Pérez, 1955-2017

 

12 de junio de 2017

 

nte,

 Señor Presidente,

 

 Déjeme comenzar diciendo que le escribiré sobre lo que dijo esta mañana acerca de las misiones visitadoras a Gibraltar. Queda al margen de cualquier lógica, resulta inaceptable al Gobierno y pueblo de Gibraltar y ha sido rechazado anteriormente por la Asamblea General.

 

Desde la última vez que me dirigí a este Comité, el pueblo del Reino Unido ha votado a favor de abandonar la Unión Europea.

 

El pueblo de Gibraltar también votó en ese referéndum.

 

Un 96% de nosotros eligió permanecer dentro de la UE.

 

Sin embargo, abandonaremos la UE bajo las condiciones y en el plazo que el Reino Unido acuerde con la UE.

 

Por lo tanto, este es un año propicio para dirigirme a este Comité.

 

De hecho, resulta aún más especial, porque el 10 de septiembre se cumplirán 50 años desde que votamos por primera vez en un referéndum.

 

En él, el 99,64% votó a favor de seguir siendo británicos.

 

En estas cinco décadas, hemos tenido que pagar un precio muy alto por el atrevimiento de nuestra elección.

 

El dictador fascista español, General Franco, cerró la frontera terrestre y cortó todas las comunicaciones entre Gibraltar y España en respuesta directa a aquel referéndum.

 

[Franco] intentó emplear el asedio para forzarnos a cambiar la postura que habíamos adoptado de manera libre y justa a través de las urnas.

 

Fracasó.

 

Se separó físicamente a las familias.

 

Se negó el oxígeno a los pacientes de nuestros hospitales.

 

Se arruinaron negocios.

 

Se perdieron trabajos y miles de empleados fueron desplazados.

 

Fue un castigo cruel, impuesto a nuestra querida Generación del Referéndum, porque incurrió en la temeridad de votar a favor de seguir siendo británicos.

 

Señor Presidente, el referéndum organizado por la Potencia Administradora hace 50 años debería haber marcado el final de la “Cuestión de Gibraltar” en su agenda.

 

Ejercimos nuestro derecho a elegir.

 

Por lo tanto, este Comité debería haber retirado a Gibraltar inmediatamente de su lista de territorios no autogobernados en aquel momento.

 

Han pasado 50 años y todavía no lo han hecho, a pesar de nuestra continuada emancipación política, que en efecto pone fin a jurisdicción de este Comité ya que hemos alcanzado el máximo nivel posible de autogobierno, en el umbral mismo de la independencia.

 

De hecho, en 2006 ejercimos nuestro derecho a la autodeterminación al elegir nuestra actual Constitución como método de descolonización, representando la Cuarta Opción hecha a medida, que teníamos disponible según las Resoluciones.

 

Porque, Señor Presidente, nuestro derecho a la autodeterminación no lo anula una doctrina inexistente, que pretende que las disputas sobre soberanía suspendan la aplicación de derechos inalienables. No existe ni puede existir tal doctrina, por mucho que traten de aplicarla con calzador. Ninguna discriminación debe determinar qué territorios son visitados por este Comité.

 

Por lo tanto, el hecho de que este Comité no acate el resultado del ejercicio del derecho a la autodeterminación del pueblo de Gibraltar representa sencillamente un fracaso de la razón de ser del propio Comité.

 

Representa un fracaso en la misión sagrada de este Comité de proteger a los pueblos de los territorios sin autogobierno. Un fracaso que usted mismo ha reconocido hoy. Valoro su franco reconocimiento acerca del estancamiento de este Comité.

 

Pero su fracaso no se convertirá en nuestro fracaso.

 

No vamos a cambiar nuestra posición porque este Comité haya fracasado a la hora de actuar según requieren los tratados de la ONU y demandan las Resoluciones de la Asamblea General.

 

No vamos a rendirnos para facilitar el trabajo de este Comité y ustedes tampoco deben permitir que sus visitas no incluyan Gibraltar para no hacer de su cometido una mera burla.

 

No vamos a dejarnos pisar ni permitir que la reclamación española sobre nuestra tierra tenga éxito por culpa del desgaste de los años de fracaso e inactividad de este Comité.

 

Eso no va a ocurrir.

 

De hecho, ya confirmamos nuestra decisión en un segundo referéndum sobre la Soberanía Compartida en 2002.

 

El resultado fue igual de claro que 35 años antes.

 

El 99% rechazó la Soberanía Compartida.

 

Porque nuestro pueblo desea ser retirado de la lista y descolonizado.

 

No queremos ser re-colonizados por España.

 

No queremos acabar con dos señores coloniales, dos Potencias Administradoras, bajo una Soberanía Compartida.

 

No tenga ninguna duda, Señor Presidente, de que, con o sin Brexit, si hoy se celebrase un nuevo referéndum sobre soberanía, compartida o completa, de España sobre Gibraltar, el resultado sería el mismo.

 

Nos mantenemos firmes en nuestro rechazo hacia cualquier clase de soberanía, jurisdicción o control españoles sobre nuestros asuntos.

 

Porque “No” significa “No”.

 

A pesar de ello, el exministro de exteriores español, el señor Margallo, dijo, inmediatamente después del resultado del referéndum sobre el Brexit, que la bandera española ondearía sobre Gibraltar en cuatro años.

 

Irónicamente, fue destituido de su cargo poco después.

 

Naturalmente, por nuestra parte, agradecemos el tono más conciliador adoptado por el nuevo ministro de exteriores, el señor Dastis.

 

Pero rechazamos la continua insistencia sobre el concepto, ya descartado, de la Soberanía Compartida.

 

El señor Dastis puede emplear un tono diferente, pero representa el mismo objetivo: un Gibraltar español, a pesar de los deseos en contra del pueblo del Peñón.

 

Los demócratas deben aceptar los resultados de las elecciones, libres y justas, manifestadas en las urnas.

 

Y nuestra respuesta a la propuesta española acerca de la Soberanía Compartida es más que clara:

 

“¡Gracias, pero no. Gracias!”

 

A pesar de ello, no rechazamos la noción de cooperar con nuestro vecino.

 

Cada día, 12.000 trabajadores transfronterizos son muy bienvenidos cuando entran en Gibraltar desde España para trabajar en nuestro Peñón.

 

Estudios independientes demuestran que representamos el 25% del PIB y de los puestos de empleo de la región española convecina de Gibraltar.

 

De manera que seguimos dispuestos a cooperar y a volver al Foro Trilateral de Diálogo al que este mismo Comité dio el visto bueno en años anteriores.

 

El Reino Unido también ha declarado que mantiene su firme compromiso con ese Foro de Diálogo.

 

La única parte ausente de ese Foro de Diálogo es España.

 

Por tanto insto firmemente al Reino de España a ser valiente e iniciar con nosotros un diálogo mutuamente aceptable dirigido a resolver los diversos asuntos concernientes a ambas partes que surgirán como resultado de la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

 

El diálogo sería un enfoque más moderno y progresista hacia la cooperación que el empleo de una política de vetos que no obtendría ningún resultado.

 

El objetivo que debemos alcanzar en el contexto de los años venideros es el de seguir viendo cómo nuestra región crece económicamente para beneficio mutuo.

 

Lo que debemos tener en mente es lo que nuestros pueblos esperan de nosotros.

 

No quieren que los políticos busquen conflictos.

 

Quieren que los políticos encontremos un terreno común entre nuestras respectivas líneas rojas.

 

Quieren que los políticos encontremos soluciones sin comprometer nuestros principios.

 

Estamos dispuestos a comprometernos.

 

Porque, con o sin Brexit, Gibraltar seguirá teniendo éxito como nodo internacional de negocios.

 

Nada de eso va a cambiar.

 

Tampoco lo hará nuestra resolución de determinar exclusivamente por nosotros mismos, la soberanía de nuestro Gibraltar.

 

Y, de esto, ¡no debe caberles ninguna duda!

 

Vengan a visitar Gibraltar y véanlo con sus propios ojos.

 

Si no lo hacen, su fracaso con el pueblo de Gibraltar se agravará. Pregúntense, al menos, por qué algunos no querrían que ustedes fuesen a Gibraltar - sin duda porque así comprobarían la verdad con sus propios ojos y se verían obligados a apoyar nuestra petición de retirar Gibraltar de la lista de territorios por descolonizar sin más dilación.

 

El pueblo de Gibraltar prevalecerá.

 

FIN

 

 

Nota a redactores:

Esta es una traducción realizada por la Oficina de Información de Gibraltar. Algunas palabras no se encuentran en el documento original y se han añadido para mejorar el sentido de la traducción. El texto válido es el discurso original en inglés tal cual fue pronunciado.

Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con

Oficina de Información de Gibraltar

Miguel Vermehren, Madrid, miguel@infogibraltar.com, Tel 609 004 166

Sandra Balvín, Campo de Gibraltar, sandra@infogibraltar.com, Tel 637 617 757

Web: www.infogibraltar.com, web en inglés: www.gibraltar.gov.gi/press-office

Twitter: @InfoGibraltar

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...