Discurso del Ministro Principal ante el Parlamento – 28 de mayo de 2020

 

Gobierno de Gibraltar

Discurso del Ministro Principal ante el Parlamento – 28 de mayo de 2020

Gibraltar, 28 de mayo de 2020

Señor Presidente

El periodo transcurrido desde la última reunión de este Parlamento será tema de conversación durante muchos años.

Ha sido una época a la que haremos referencia en nuestra historia durante varias generaciones.

Cuando suspendimos sine die la última reunión, mis palabras finales al Parlamento en aquel momento fueron que “la comunidad debía preparase para un impacto”.

No es habitual que el principal líder político electo de esta comunidad tuviese que emplear esas palabras, en tiempos de paz, en esta Cámara.

Pero esa era la situación aquel 20 de marzo, Señor Presidente.

Sabíamos que estábamos tan preparados como resultaba posible para la llegada de una oleada de Covid 19.

Sabíamos que teníamos que esperar lo mejor.

Y sabíamos que debíamos prepararnos para lo peor.

Pero incluso en esa situación teníamos clara una cosa: no queríamos perder a ni un solo gibraltareño ni ningún residente de Gibraltar a causa del coronavirus.

Y ahora sabemos que no lo hemos hecho.

Pero debo decir, Señor Presidente, que desafortunadamente sabemos de al menos un caso en el que hemos perdido a un gibraltareño por Covid lejos de Gibraltar.

No es ningún consuelo para nosotros que un miembro de nuestro pueblo haya fallecido por el virus incluso aunque sucediese lejos de nuestras costas.

Cuando abandonamos este lugar a mediados de marzo, Señor Presidente, el Gobierno había acudido a esta Cámara con gran energía.

Partimos para embarcarnos en empresas mayores.

Probablemente las de mayor envergadura que ningún Gobierno haya tenido que gestionar durante la época de Gobierno civil en Gibraltar.

Y no me disculpo, Señor Presidente, por volver a elogiar de nuevo al sector público por la forma en la que ha reaccionado ante la llamada a la acción que debimos realizar.

De hecho, Señor Presidente, quiero decir a la Cámara que la reacción de Gibraltar ante esta crisis ha sido ejemplar.

Y no solo somos nosotros los que lo decimos.

Los asesores de la Organización Mundial de la Salud también lo han dicho.

Y la prueba de ello no se encuentra en un discurso, en un argumento o en algún aspecto metafísico.

Se encuentra en la realidad.

En la ausencia de fallecidos a causa del virus hasta la fecha.

En el hecho de que nuestro servicio sanitario no se ha visto sobrepasado.

Y en el extraordinariamente bajo número de infecciones que se han reportado entre la población residente.

Incluso ahora, a medida que realizamos más tests aleatorios que la mayoría del resto del mundo, apenas estamos detectando transmisiones comunitarias.

Y, sin embargo, en aquellos días iniciales, a medida que nos preparábamos para el impacto, no teníamos una bola de cristal que augurase este extraordinario éxito hasta la fecha.

De hecho, todos los indicadores señalaban hacia la dirección de un elevado número de víctimas potenciales.

Teníamos todos los motivos para temer que podíamos perder a muchos de nuestros seres queridos, en particular a los que pertenecen a sectores demográficos vulnerables.

Y teníamos todos los motivos para trabajar más que nunca para preservar las vidas de nuestros conciudadanos.

La vida se vio completamente alterada.

Primero, los restaurantes y bares comenzaron a cerrar a las 8 pm.

No es cualquier cosa, dado que lo hicimos un viernes por la tarde.

Y aun así vimos que todo el mundo cumplió las normas.

La importancia del cumplimiento, de trabajar por el bien de Gibraltar en lugar del beneficio personal que estaba en riesgo, resultaba clara para el sector.

Todos ellos respondieron de manera admirable a pesar de la probabilidad de enormes pérdidas económicas como resultado [de ello].

El Consejo de Ministros se reunió durante el fin de semana con el líder de la Oposición aquí presente.

Resolvimos aprobar una normativa para confinar a los mayores de 70 años.

Declaramos un Estado de Incidente Grave (Major Incident) y establecimos niveles de gestión e información.

Cerramos por completo los establecimientos de hostelería.

Introdujimos un sistema de mensajes de texto diarios por parte del Gobierno para asegurar que la publicación de las cifras de contagios no diese lugar a especulación descontrolada en los medios sociales.

Esta iniciativa continúa a día de hoy y ha demostrado ser el indicador de cifras de referencia para nuestro pueblo en cuanto a la prevalencia del virus en nuestra comunidad.

Agradezco a Gibtelecom esta excelente labor.

Introdujimos una conferencia de prensa diaria en la que se anunciaban las cifras al público y que era transmitida a toda la nación por la cadena nacional GBC.

Gracias a los hombres y mujeres de GBC por estar a la altura.

Antes de esta emergencia, una conferencia de prensa diaria en directo era una meta inimaginable para todos nosotros.

Lo hemos logrado.

Los periódicos dieron un paso al frente e introdujeron las entregas gratuitas para los mayores de 70 en viviendas gubernamentales para personas en esta franja de edad.

También a ellos les agradezco la información y entretenimiento que han proporcionado.

A nivel personal, deseo dejar constancia del agradecimiento del pueblo de Gibraltar a los directores Brian Reyes, del Gibraltar Chronicle, y Joe García [Senior], de Panorama, por esta magnífica iniciativa.

Todo el mundo estaba trabajando unido.

Unidos para atravesar esta situación de una manera diseñada para asegurar que todos estuviésemos remando en la misma dirección.

Sin distraernos de la cuestión principal del momento.

Desarrollamos un hospital de campaña, Nightingale, desde cero.

Agradecemos especialmente a Stuart Bensadón y a su equipo la labor realizada en este aspecto, así como al Real Regimiento de Gibraltar (Royal Gibraltar Regiment).

Abrimos una nueva UCI, la cual afortunadamente está siendo cerrada en este momento.

Y estuvimos al borde de un Gobierno de Unidad Nacional.

Vale la pena detenerse sobre este punto en este momento.

La enormidad de la situación que afrontábamos era tal que ambos [rivales políticos] estábamos dispuestos a considerar esta medida.

Hoy, en los soleados días de finales de mayo, sin ninguna víctima por Covid, es posible que algunos no comprendan cómo pudimos llegar a contemplar este paso.

Pero dirijamos la vista hacia donde nos encontrábamos [en ese momento].

Afrontábamos estimaciones de cientos y hasta miles de muertos en Gibraltar en un periodo de tan solo unas pocas semanas o meses.

Tuvimos que desarrollar la capacidad de enterrar a muchas víctimas.

Tuvimos que desarrollar una nueva morgue.

Tuvimos que interrumpir los servicios religiosos.

Y, Señor Presidente, el 23 de marzo confinamos a toda nuestra población.

Restringimos las libertades civiles de un modo que jamás habríamos deseado, pero que se había vuelto esencial.

Restringimos libertades que he jurado proteger.

Restringimos el funcionamiento de las partes de nuestra Constitución por las que hemos luchado durante décadas como habitantes civiles de esta antigua fortaleza militar.

Pero era necesario hacerlo.

Y nuestro pueblo lo ha comprendido y aceptado de manera casi universal.

Se trata de la primera vez en nuestra historia que las autoridades civiles de Gibraltar han restringido el movimiento de los gibraltareños en Gibraltar.

Y fue en el desarrollo de este dramático contexto en el que dos rivales políticos históricos, GSLP/Liberales y GSD, bajaron las armas políticas.

Trabajamos juntos.

Comprendí la importancia de comunicarme con mi homólogo de la oposición.

El líder de la Oposición comprendió la importancia de aceptar nuestra llamada [a trabajar juntos].

Si los peores acontecimientos que se nos habían pronosticado hubiesen llegado a suceder, es probable que hoy nos encontrásemos gobernando juntos.

Confirmé la situación con el Gobernador y comuniqué al líder de la Oposición que una correcta interpretación de la Constitución permitía el nombramiento de diez ministros junto al Ministro Principal.

Por lo tanto, hubiera podido introducir al Señor Azzopardi [jefe de la Oposición] como Ministro sin necesidad de prescindir de uno de los actuales.

Estuvimos cerca.

Pero afortunadamente, al final no fue necesario.

No porque no hubiésemos sido capaces de trabajar juntos.

Sino porque lo peor no llegó a ocurrir.

Y encontramos una forma de trabajar juntos sin necesidad de dar ese paso final.

Creo que ambos nos alegramos de haber podido evitar cruzar ese rubicón.

Pero este es un ejemplo de lo potencialmente peligrosa que era la situación.

Un Ministro Principal del GSLP estaba considerando ofrecer la responsabilidad ejecutiva de un Gobierno GSLP/Liberales al líder del GSD y además uno del equipo de 1996 [que inauguró 15 años de gobiernos del GSD hasta 2011].

Me entristece leer algunos comentarios mal informados por parte de unos pocos individuos mal informados que sugerían que este había sido un periodo muy bajo de nuestra democracia.

La realidad es la contraria y cualquiera que entienda los detalles de la democracia comprende que requiere de momentos de unidad y no que, en momentos clave, las personas deban continuar presentando oposición solo por presentarla, como si esa fuese una indicación o criterio necesario de democracia.

Existe un momento para ello.

Y también existe un momento para la unidad.

Agradezco a los miembros de la Oposición su apoyo, así como al líder de la Oposición.

Le he invitado a dirigirse a nuestro pueblo junto a mi durante una Conferencia de Prensa en [la sede del Gobierno en] el Nº 6 de Convent Place en una apropiada e histórica representación visual de la unidad que alcanzamos en el frente común que hemos mantenido.

Creo que ese momento perdurará en la historia política de nuestra nación durante muchas generaciones, puesto que era tan improbable como inaudito.

Como dije durante la última vez que nos reunimos, debemos intentar galvanizar el espíritu de cooperación de cara al futuro, aunque solo sea para eliminar de nuestro debate las reflexiones más personales que hemos visto en el pasado.

Pero también soy realista.

Veamos si al menos podemos no emplear apelativos inapropiados durante las próximas horas.

Y al igual que Gobierno y Oposición trabajaron juntos, también lo hicieron muchos otros sectores.

Señor Presidente, el Comité de Asesoramiento y Enlace Económico del Covid (Covid Economic Liaison and Advisory Council, CELAC) que establecí como resultado del presupuesto de emergencia que presentamos ante esta Cámara durante la última sesión ha incluido a representantes de intereses contrapuestos.

Sindicatos y organizaciones patronales han colaborado para asesorar al Gobierno de un modo altruista.

Las reuniones del CELAC no han sido breves, pero a ellas han acudido asiduamente los miembros de las organizaciones representadas.

Todos han buscado proteger a sus organizaciones, pero con una actitud de GIBRALTAR PRIMERO que resulta encomiable y por este motivo la menciono ante esta Cámara.

Deseo expresar el agradecimiento a todos los miembros de ese comité en nombre del Gobierno y el pueblo de Gibraltar.

Nos han ayudado a desarrollar nuestras medidas para negocios, nuestras medidas BEAT Covid-19 para proteger a los empleados en estos momentos difíciles.

También hemos sido capaces de acordar estas medidas con el líder de la Oposición y el [Miembro de la Oposición para las Finanzas Públicas] Roy Clinton.

Y la maquinaria del Gobierno ha cumplido en este aspecto de un modo notable.

Se han publicado reglamentos y directivas en tiempo récord y han sido traducidas a varios idiomas relevantes.

Un esfuerzo notable liderado por el Secretario de Finanzas (Financial Secretary), el Comisario de Hacienda (Commissioner of Income Tax), la Directora de Empleo (Director of Employment) y el Auditor General (Accountant General).

Sus equipos han estado más que magníficos, al igual que lo han estado las Oficinas Legales del Gobierno (Government Law Offices).

En estos tiempos, Señor Presidente, me he reunido con el Primer Ministro y dialogado con el Ministro de Exteriores y el Ministro para Europa [del Reino Unido].

Con este último en varias ocasiones.

También he hablado con el Ministro del Interior y con la Ministra de Exteriores de España, así como el Presidente de la Junta de Andalucía.

El contacto político ha sido fluido.

Y la frontera no ha sido un cuello de botella de un modo diseñado para perjudicar a Gibraltar, como podría haberlo sido en el pasado.

Esto también supone un enorme éxito.

Y por lo tanto ahora, a medida que reflexionamos sobre dónde nos encontramos, cómo hemos logrado llegar hasta aquí y cómo avanzaremos hacia el futuro, resulta claro que queda mucho por hacer.

Ya estamos trabajando en una nueva iniciativa de Desbloquear el Peñón (Unlock The Rock).

Un segundo documento del Grupo de Trabajo de Reinicio y Recuperación (Restart and Recover Task Force) que será publicado a principios de julio y tratará sobre el proceso que se iniciará el 1 de agosto.

Anticipo que una parte final de la serie de iniciativas de Desbloquear El Peñón será la tercera entrega, prevista para finales del verano u otoño, a cargo del Grupo de Trabajo para el Futuro (Task Force Future).  

Tendremos que considerar juntos cómo gestionar el año fiscal extendido que se encuentra programado hasta finales de septiembre.

Y en breve anunciaremos cómo proponemos continuar apoyando a negocios e individuos a partir del 30 de junio.

Sin embargo, no deseo anticipar cuestiones relativas al debate programado sobre las Medidas BEAT Covid-19.

Señor Presidente, ahora comienza la labor de desarrollar estos mecanismos de apoyo económico para todos nuestros negocios y continuar intentando mantener la cifra más baja posible de víctimas del desempleo.

Señor Presidente, esta labor será difícil y el trabajo que está llevando a cabo CELAC será casi tan importante como el que ha realizado hasta ahora y espero que seamos capaces de avanzar juntos en esta Cámara con respecto a estas cuestiones.

Espero tener información de CELAC sobre varias nuevas propuestas a finales de esta semana y a continuación espero poder sentarme con el líder de la Oposición y el señor Clinton para consultarles sobre las nuevas medidas propuestas.

Estas serán las medidas que se aplicaran a partir del 30 de junio, [cuando finaliza] el periodo para el cual se han acordado los mecanismos BEAT Covid-19.

Señor Presidente, lo que nos queda por delante podría ser aún más duro que lo que hemos pasado hasta ahora. Existe la oportunidad de un nuevo futuro, un nuevo futuro que requerirá valor y coraje. Resultaría muy sencillo volver a los antiguos comportamientos.

Plegarse a lo popular y no adoptar las medidas más correctas para nuestra comunidad. No hemos sido elegidos para plegarnos a lo popular.

Señor Presidente, debemos alejarnos de las posturas que simplemente resultan cómodas y debemos esforzarnos. Quizá ya nos hayamos esforzado más de lo que nadie esperaba, al convertir nuestras armas políticas en arados y ofrecer la mejor versión de cada uno de nosotros durante las últimas 12 semanas.

Tenemos la oportunidad de hacerlo. Tenemos la obligación de hacerlo. Creo que Gibraltar está reclamando que lo hagamos a medida que encaramos el futuro en esta Cámara.

Señor Presidente, antes de volver a mi asiento, es mi obligación dejar constancia ante esta Cámara de la solidaridad del pueblo de Gibraltar con todas las naciones a nuestro alrededor que han perdido ciudadanos por el Covid 19.

Todos los pueblos del mundo, ya sea China donde comenzó esta situación, Italia donde vimos el principio de la explosión en Europa, nuestra vecina España, o el Reino Unido o Marruecos, todos los lugares del mundo que hayan sufrido pérdidas por el Covid deben saber que cuentan con la solidaridad de esta pequeña nación que no ha perdido a nadie por el Covid hasta la fecha. Señor Presidente, como dijo el Ministro Licudi cuando se encontraba en su puesto [reemplazando al Presidente], a medida que nos preparábamos para una suspensión sine die, el Covid era una batalla que afrontábamos y era una batalla que ganaríamos.

Después de doce semanas, Señor Presidente, vamos ganando por puntos.

 

Nota a redactores:

Esta es una traducción realizada por el Servicio de Información de Gibraltar. Algunas palabras no se encuentran en el documento original y se han añadido para mejorar el sentido de la traducción. El texto válido es el original en inglés.

Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con Servicio de Información de Gibraltar

Miguel Vermehren, Madrid, miguel@infogibraltar.com, Tel 609 004 166

Sandra Balvín, Campo de Gibraltar, sandra@infogibraltar.com, Tel 637 617 757

Eva Reyes Borrego, Campo de Gibraltar, eva@infogibraltar.com, Tel 619 778 498

Web: www.infogibraltar.com, web en inglés: www.gibraltar.gov.gi/press-office

Twitter: @InfoGibraltar

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...