C230: Vacuna del herpes zóster

 
 
Gobierno de Gibraltar: Autoridad Sanitaria de Gibraltar
 
Vacuna del herpes zóster
Gibraltar, 16 de abril de 2015
 
La Autoridad Sanitaria de Gibraltar presenta una nueva vacuna del herpes zóster.
 
La vacuna del herpes zóster estará disponible en los centros de salud para todas las personas que cumplan 70 años este año y, si son mayores, para aquellas que cumplan 79. La vacuna se administra en una sola dosis y no necesita una segunda administración.
 
El herpes zóster, conocido comúnmente como culebrilla, es una enfermedad causada por el virus de la varicela y afecta principalmente a adultos. El virus ataca los nervios de la piel y se manifiesta en regiones ampollosas con dolor y picor asociado, generalmente en el pecho, la cabeza, la cara y los ojos, que pueden convertirse en llagas antes de curarse. La mayoría de las personas se recuperan completamente del herpes zóster en una semana pero, en algunos casos, puede durar mucho más tiempo y complicarse. Asimismo, puede provocar ceguera permanente y, en alrededor de un 20 % de los casos, puede desarrollarse una desagradable patología denominada neuralgia posherpética, en la que el dolor puede prolongarse durante varios meses o incluso años.
 
El herpes zóster es más frecuente en personas mayores de 70 años. Asimismo, las personas ancianas son más propensas a sufrir complicaciones.
Las personas que desarrollan herpes zóster han sufrido previamente la varicela, normalmente en la niñez, y el virus, que se mantiene latente, se reactiva y provoca esta enfermedad. El herpes zóster no se contrae directamente ni lo contagian otros enfermos con la misma enfermedad o la varicela. No obstante, el virus contenido en las ampollas del zóster puede contagiar a otras personas de varicela si no la habían sufrido con anterioridad.
La vacuna del zóster muestra una eficacia del 65 % en la reducción del riesgo de desarrollar la enfermedad. Incluso si esta se desarrolla, es probable que los síntomas sean menos intensos. La vacuna del zóster es muy segura y cumple con los requisitos en esta materia del Reino Unido y la Unión Europea. La vacuna se administra generalmente en la parte superior del brazo; sus efectos secundarios son con frecuencia leves y abarcan normalmente síntomas como el dolor de cabeza y el enrojecimiento localizado.
No obstante, la vacuna del zóster no puede administrarse a todo el mundo. Algunas personas, por ejemplo, las que sufren síndromes autoinmunitarios, pueden sufrir reacciones [alérgicas]. Por esta razón, un médico debe recetar la vacuna. Si se encuentra entre los grupos idóneos, es recomendable que pregunte a su médico sobre la vacuna en su próxima consulta.
El Ministro de Sanidad, John Cortés, comentó: “en la GHA siempre estamos buscando formas de mejorar la salud y la calidad de vida de todos nuestros ciudadanos. Esta semana estamos promoviendo los servicios a la infancia, pero no perdemos de vista a los más mayores, para los que esta vacuna es enormemente beneficiosa. Como Ministro a cargo también de la tercera edad, este anuncio me complace doblemente”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nota a redactores:
 
Esta es una traducción realizada por la Oficina de Información de Gibraltar. Algunas palabras no se encuentran en el documento original y se han añadido para mejorar el sentido de la traducción. El texto válido es el original en inglés.
 
Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con
Oficina de Información de Gibraltar
 
Miguel Vermehren, Madrid, miguel@infogibraltar.com, Tel 609 004 166
Sandra Balvín, Campo de Gibraltar, sandra@infogibraltar.com, Tel 661 547 573
 
Twitter: @InfoGibraltar
taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...