A078: De Cornellà a Birmingham, magia negra en el Peñón

 

InfoGibraltar

 

GibMusicFest (I): De Cornellà a Birmingham, magia negra en el Peñón

 

Gibraltar, 6 de septiembre de 2015

 

El último gran festival del verano abrió sus puertas, el que espera atraer a más de 25.000 espectadores. Y el Peñón, como el más privilegiado de ellos, de fondo, saluda con el Castillo Moro vestido de rojo y blanco celebrando el National Day.

 

Ayer se celebró la primera jornada del Gibraltar Music Festival (GMF) y el podio lo ocuparon, por orden alfabético, Duran Duran, Estopa y Little Mix. Un espectáculo gigante: tres escenarios, más uno con actividades y música para niños, decenas de puestos de comidas y bebida, actividades paralelas, como lanzarse en tirolina o jugar al fútbol embutido en una burbuja gigante…

 

La organización, casi perfecta, distribuyó a los artistas un poco por estilos, un poco por procedencia, un poco por tirón. El escenario Seaside es el más familiar, con música normalmente local. Varios grupos yanitos (Midriff y Karma 13 lo bordaron), más el ganador del último Festival de la Canción de Gibraltar, Mo Anton. Destacó aquí el toque nostálgico de Gib Floyd, una banda tributo a Pink Floyd que arrulló al numeroso público con los vientos de ‘Money’, el gran clásico de la pródiga banda londinense.

 

Antes, en el escenario de Radio Gibraltar, James Neish había dado paso a la banda gibraltareña con mayor proyección: This Side Up. Desde su primera actuación en el GMF en 2013, han girado por el Reino Unido, han sacado disco, han actuado en la BBC y se han mudado a Manchester. Si a Simon Dumas se le hubiese olvidado alguna estrofa, no hubiera importado: más de 1.000 personas se la hubieran recordado a coro.

 

Al poco, los jamaicanos Third World Music demostraron que el reggae no tiene edad y que es capaz de desencajar las caderas de cualquiera que se deje llevar por sus acordes.

 

Caía la noche ya sobre el Estadio Victoria (y cuatro gotas) cuando los hermanos Muñoz Calvo irrumpieron entre humo y luces sicalípticas. Saludaron en inglés de Cornellà de Llobregat y, con el público entregado, dejaron a las claras que su “gira europea” iba a ser un éxito total.

 

"Pa, pa, paaa, Estopa en Gibraltar". Así arrancaron el concierto y los gritos de miles de personas, antes de regalarles dos temas de su nuevo disco. Daba igual que fuera nuevo, porque el público de Gibraltar coreó ‘Pastillas para dormir’ como si tuviera la solera de ‘La Raja de tu falda’, otro de los clásicos que no faltó.

 

El momento más emotivo del concierto de Estopa suele ser, y esta vez no lo fue menos, cuando Jose toma las riendas del caballo y se marca en solitario ‘Ya no me acuerdo’. Y recordaron a los miles de trabajadores que se levantan al alba y para los que las fronteras no existen. Para ellos sonó ‘Pastillas de freno’.

 

Banderas de Gibraltar, banderas de España y gritos de ‘Estopa, Estopa’ despidieron a los dos hermanos, emocionados. Posteriormente, pasaron por la zona VIP del festival, donde el Ministro Principal, Fabián Picardo, les saludó.

 

Desde el escenario de Radio Gibraltar hasta el principal, se atraviesa toda la zona de avituallamiento, de atracciones y de puestos de ropa y regalos en los que el dinero no circula gracias a las pulseras monedero que todos los asistentes portaban en sus muñecas.

 

Poco después de la apertura de puertas a las dos de la tarde, cientos de jóvenes, muchas de ellas procedentes de España, ocupaban ya las primeras filas, esperando su gran momento, la aparición de Little Mix, las cuatro inglesas que, con más de siete millones de seguidores en Twitter, son uno de los fenómenos musicales más importantes desde la aparición de las Spice Girls y comparable al de One Direction.

 

Antes de ellas, Lawson se llevó el aplauso de miles de personas en su segunda aparición en el GMF y se llevó a los yanitos en el bolsillo cuando se enfundó en una bandera gibraltareña.

 

Fue aparecer en la pantalla el luminoso con las palabras Little Mix cuando estalló el medidor de deciblelios. Perfectamente coreografiadas, Perrie Edwards, Jesy Nelson, Leigh-Anne Pinnock y Jade Thirdwall demostraron con ‘Salute’ por qué acumulan más de 500 millones de visitas en YouTube.

 

Entre gritos de adolescentes, peticiones de que vayan a tocar a España, declaraciones de adoración y muchas lágrimas, las Little Mix cerraron una actuación en lo más alto con su conjuro ‘Black magic’: “toma un sorbo de mi poción; solo probarla y serás mío; es un hechizo que no puedes romper”. Está claro que las chicas tienen la receta y millones de mixers los ingredientes para hacerla realidad. Gibraltar se les rindió.

 

Pasaron también por el escenario principal dos grandes estrellas: Tom Odell y Paloma Faith

 

Tom Odell, poniendo el contrapunto melódico al estallido mixer. La media de edad del público subió, pero no hasta más de los 22 años de este británico de Chichester que ha llegado a ser número 1 en Reino Unido con ‘Long Way Down’ y que adelantó algo del disco que verá la luz a final de año.

 

Paloma Faith es la estrella que tuvo que huir de Londres y refugiarse en el anonimato de Nueva York para reencontrarse a sí misma y que las canciones volvieran a fluir. En Gibraltar adelantó algo de su cuarto trabajo y el público de Gibraltar agradeció su entrega, pero se notaba que estaban esperando a que algo grande sucediese.

 

Ya se le había visto en la zona de autoridades y entre bastidores, impecable de traje blanco, los tuits empezaban a multiplicarse… y sí, pasadas las diez y media de la noche, cuando en el otro escenario los Estopa aún recordaban al de en medio de Los Chichos, fue el momento en que Simon Le Bon levantó el Peñón del suelo y se lo puso por montera.

 

Duran Duran, más de 30 años después, no han perdido un gramo de arte desde que abandonaron Birmingham para ser parte del mundo. Una pantalla gigante en llamas y los acordes de los chicos salvajes. ‘The Wild Boys’, ‘Hungry like the wolf’, ‘A view to kill’, temas de su inminente disco “Paper Gods” y un cierre en estrellas con el ‘Psycho killer’ de Talking Heads.

 

Los dos Taylor, John al bajo y Roger Andrew a la batería, el teclado de Nick Rhodes y la voz inconfundible de Le Bon recibieron la medianoche, fotografiaron a su público y garantizaron los dulces sueños de más de 10.000 personas que hoy tienen mucho que contar.

 

Fin del Gibraltar Music Festival, toma 1. Esta tarde: Supersubmarina, indie jienense, Ella Henderson, Gabrielle (cuya actuación se anuncia como “estrella invitada” y no fue desvelada hasta ayer mismo), Kaiser Chiefs, la locura de Madness y el broche de oro desde Nashville: Kings of Leon. Ahí es nada.

 

Las fotos del Gibraltar Music Festival, de uso libre, pueden encontrarse en el siguiente enlace:

https://www.flickr.com/photos/infogibraltar/sets/72157657846802208

 

 

Nota a redactores:

 

Esta es una información elaborada por la Oficina de Información de Gibraltar.

 

Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con

Oficina de Información de Gibraltar

 

Miguel Vermehren, Madrid, miguel@infogibraltar.com, Tel 609 004 166

Sandra Balvín, Campo de Gibraltar, sandra@infogibraltar.com, Tel 637 617 757 

 

Web: www.infogibraltar.com, web en inglés: www.gibraltar.gov.gi/press-office

Twitter: @InfoGibraltar

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...