A048: Gibraltar mantiene su férreo compromiso con la pertenencia a la UE

 

 

Gibraltar mantiene su férreo compromiso con la pertenencia a la UE

Artículo de Tobias Buck publicado en el Financial Times el 19 de abril de 2016

Gibraltar, 19 de abril de 2016

 

Ningún lugar en Gibraltar tiene un aire más británico que la Calle Real (Main Street), la arteria comercial que se extiende a lo largo de todo el casco histórico.

El número 162 alberga el Gibraltar Arms Pub, que ofrece el tradicional sunday roast (asado dominical) por tan sólo 8,95 libras. El establecimiento local de Marks & Spencer se ubica en el número 215 y ofrece a los clientes una amplia selección de americanas azul marino y galletas inglesas. Justo entre ambos, se encuentra un claro recordatorio de que las intensas convulsiones políticas que agitan al Reino Unido también se dejan sentir en el diminuto Territorio de Ultramar: la sede gibraltareña de la campaña Stronger in Europe.

La oficina, que abrió sus puertas la semana pasada, y su plantilla de ocho voluntarios parecen tener poco que hacer. Todo apunta a que Gibraltar está unida en su deseo de que el Reino Unido siga siendo un miembro de la UE. Una encuesta de intención de voto publicada el pasado viernes por el Gibraltar Chronicle, el periódico local, mostró que el 88 % de la población apoyaría la pertenencia a la UE en el referéndum del 23 de junio. Se espera que la participación esté por encima del 80 %.

“Lo mejor para los intereses de Gibraltar es permanecer en la UE. Esta es sin duda la opinión del Gobierno y la que cuenta con un mayor respaldo en Gibraltar”, comenta Fabián Picardo, el Ministro Principal de Gibraltar.

La principal razón de que el territorio se posicione en defensa de la UE es visible desde el balcón de la oficina de Picardo, que ofrece una imponente vista de la Bahía de Gibraltar y de la vecina España. Gibraltar fue cedido a la Corona Británica en 1713 por el Tratado de Utrecht, pero, al menos en lo que concierne a Madrid, la cuestión de la soberanía está lejos de estar zanjada. Oficialmente, España considera que Gibraltar es una reliquia colonial que antes o después tendrá que volver a estar bajo su control. El miedo entre los gibraltareños en la actualidad es que Madrid sucumba a la tentación de usar un Brexit como un instrumento para hacer avanzar esta reivindicación.

La preocupación más inmediata es la frontera, la única vía de comunicación terrestre que une a Gibraltar con el mundo exterior y que a diario usan alrededor de 30.000 trabajadores y visitantes. “Hay una cuestión que siempre está presente, la frontera y la relación con España” comenta Gemma Vásquez, la directora de la campaña Gibraltar Stronger in Europe. “Si Gran Bretaña abandona la UE, España tendría más libertad para hacer lo que quisiera con la frontera”.

Las recientes tensiones políticas han llevado, a menudo, a una parálisis casi total del tráfico de la frontera, asfixiando la vida económica y social tanto en el territorio como en las comunidades españolas adyacentes. Desde el verano de 2013, la Comisión Europea intervino en repetidas ocasiones para desbloquear la frontera, del mismo modo que la expectativa [española] de pertenecer a las Comunidades Europeas ayudó a abrirla hace más de tres décadas. Entre 1969 y 1982 España mantuvo la frontera cerrada a cal y canto, un periodo que se recuerda en Gibraltar con ira y angustia.

“Para nosotros, la UE ha demostrado ser una garantía de normalidad en nuestra relación con España”, comenta Peter Montegriffo, exministro de Comercio de Gibraltar y actual socio de Hassans, un bufete de abogados gibraltareño. “La gente en Gibraltar teme que, si abandonáramos la UE, España podría verse tentada a tener una actitud maliciosa en el mejor de los casos y en el peor, a ser claramente vengativa”.

Es difícil predecir cómo respondería exactamente España a un Brexit. El país lleva desde las elecciones de diciembre sin formar Gobierno y ahora parece estar abocado a repetir las elecciones en junio. Mientras tanto, todo con lo que Londres y Gibraltar pueden contar son las recientes declaraciones de José Manual García-Margallo, el Ministro de Asuntos Exteriores en funciones.

El mes pasado, en la televisión española, declaró que la única manera que tendría Gibraltar de mantener su acceso al mercado único de la UE en caso de Brexit sería aceptar la soberanía compartida de España y el Reino Unido. Asimismo, añadió que eso implicaría “la bandera española en el Peñón”.

Para Gibraltar, también está en juego la próspera economía del territorio. A lo largo de la última década, se ha enriquecido gracias a sus boyantes servicios financieros y su industria del juego. Parte del atractivo del territorio —y de hecho su oferta oficial de cara a inversores extranjeros— es que Gibraltar ofrece una puerta de entrada a Europa que permite comerciar sin obstáculos con el resto de la UE.

Los líderes políticos y empresariales del territorio no tardan en señalar que la actividad comercial de Gibraltar es mayor con el Reino Unido que con el resto de la UE, pero perder el libre acceso al mercado único europeo afectaría gravemente a Gibraltar de todos modos. “Este territorio está acostumbrado a la adversidad. Ya en el pasado tuvimos que lidiar con cambios repentinos”, indica Edward Macquisten, el Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Gibraltar (Gibraltar Chamber of Commerce). “No obstante, si el Reino Unido saliera de la UE y nosotros nos viéramos obligados a abandonarla también, sería muy duro para Gibraltar desde el punto de vista económico”.

A poco más de dos meses del referéndum, Picardo no esconde su frustración por el debate en el Reino Unido. Los gibraltareños están “escuchando algunos de los argumentos en defensa de la campaña por la salida con incredulidad”, señala. “Es muy fácil presentar el tipo de argumento peyorativo sobre la burocracia europea que afecta a asuntos cotidianos tan nimios como puede ser la regulación de la talla de una fruta, pero uno no puede hacer política con mayúsculas basándose en ese tipo de argumentos de comedia”.

Mientras tanto, Picardo dirige a Madrid el habitual gesto de desafío. Incluso si el Reino Unido y Gibraltar abandonaran la UE, la cuestión del control y la influencia españolas en el territorio no estarían sobre la mesa. Gibraltar —insiste— no “pagará el precio de la soberanía para acceder al mercado único”.

 

Comunicado original en inglés en el PDF adjunto.

 

Nota a redactores:

 

Esta es una traducción realizada por la Oficina de Información de Gibraltar. Algunas palabras no se encuentran en el documento original y se han añadido para mejorar el sentido de la traducción. El texto válido es el original en inglés.

 

Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con

Oficina de Información de Gibraltar

 

Miguel Vermehren, Madrid, miguel@infogibraltar.com, Tel 609 004 166

Sandra Balvín, Campo de Gibraltar, sandra@infogibraltar.com, Tel 637 617 757

Eva Reyes Borrego, Campo de Gibraltar, eva@infogibraltar.com, Tel 619 778 498

 

Web: www.infogibraltar.com, web en inglés: www.gibraltar.gov.gi/press-office

Twitter: @InfoGibraltar

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...