A028: La Policía Real de Gibraltar, en el centro de la cooperación policial internacional

 

LA FUENTE ATRIBUIBLE DEL PRESENTE AVISO ES LA POLICÍA REAL DE GIBRALTAR

Policía Real de Gibraltar

 

La Policía Real de Gibraltar, en el centro de la cooperación policial internacional

Gibraltar, 30 de mayo de 2019

 

La cooperación policial internacional es un procedimiento rutinario normal, probado y contrastado al que recurre la gran mayoría de países del mundo en beneficio propio con el fin de preservar el orden público y proteger el Estado de derecho.

 

Al tiempo que el dicho “La delincuencia no tiene fronteras” ha pasado a ser una triste realidad global de la vida moderna cuyos efectos perniciosos quedan frecuentemente reflejados en la prensa, las sociedades convencionales y los gobiernos democráticos se ven obligados a hacer frente a esta situación garantizando que la cooperación de las fuerzas y cuerpos de seguridad son capaces de superar barreras nacionales, políticas y geográficas en el marco de investigaciones policiales críticas y de cara a preservar el Estado de derecho, a través del intercambio fluido de información y pruebas y prestándose apoyo mutuamente frente a los desafíos crecientes del crimen organizado. Esta cooperación no socava, en ningún momento y de ninguna forma, la soberanía, la competencia y el control del Peñón por parte del Reino Unido.

 

La invitación de agentes policiales de otros países a nuestro territorio para colaborar en la identificación de sospechosos, en investigaciones más complejas y en la asistencia en operaciones transfronterizas es habitual. Los Agentes de Enlace Policial (Police Liaison Officers), reconocidos a escala internacional, constituyen una división común en todo el mundo que podemos observar en partidos de fútbol europeos, en los resorts turísticos de gran envergadura e incluso a ambos lados del Eurotúnel que une el Reino Unido con Francia.

 

En el pasado, esta cooperación transfronteriza entre autoridades estaba en manos de los agentes de alto rango, que reconocían el valor positivo intrínseco de fomentar estrechos vínculos con las fuerzas policiales de otros territorios. Principalmente, dependía de la actitud individual entre aquellos que ostentaban cargos clave y comprendían las ventajas y el valor de una cooperación policial integral y las estrategias de asistencia mutua en la lucha contra el crimen. A pesar de que las valiosas relaciones personales constituían una herramienta de colaboración en los contextos policiales, estas interactuaciones eran voluntarias, con acuerdos ad-hoc no basados en instrumentos jurídicos sólidos, que ofrecen una mayor certidumbre a largo plazo y una metodología de actuación clara, bien regulada y permanente respaldada por mecanismos legales a escala internacional.

 

En Gibraltar, en virtud de la sección 45(2) de la Ley Policial (Police Act), el Comisario de la Policía ostenta poderes para mandar a los agentes a operaciones en el extranjero en el marco de una investigación policial con el fin de identificar y prevenir actividades criminales. En la Unión Europea existen otras muchas vías judiciales para facilitar y consolidar la cooperación policial, incluida la Orden Europea de Investigación, las disposiciones para la Cooperación Judicial sobre asuntos criminales, el Equipo Conjunto de Investigación y la Orden de Detención Europea, entre otras. En el pasado, los agentes de policía gibraltareños han desempeñado funciones operativas en el extranjero en sitios lejanos como Norteamérica, Sudamérica y la región del Caribe, siempre invitados al país anfitrión, y en Europa han operado en Alemania, España y Reino Unido, así como en Marruecos, donde llevaron a cabo investigaciones y asistieron a la policía local con indagaciones y el intercambio de información y pruebas recabadas en Gibraltar.

 

El objetivo de la Policía Real de Gibraltar es que, después del Brexit y en colaboración con nuestros homólogos británicos, exista una situación que propicie que la cooperación policial en Europa siga siendo lo más estrecha posible, tal y como es ahora.

 

También sucede lo contrario, dado que se han aceptado solicitudes de visita por parte de organizaciones policiales extranjeras que las autoridades competentes en Gibraltar han aprobado. Asimismo, hemos recibido agentes uniformados escoceses e irlandeses durante partidos de fútbol europeos para observar y prestar su apoyo a las operaciones policiales locales, así como representantes de la Policía de Guernsey para los Juegos de las Islas. Se ha conocido la visita al Peñón incluso de jueces de instrucción como parte de una investigación oficial.

 

Estos intercambios policiales internacionales en todos los ámbitos de la actividad policial —ya sea en investigaciones de delitos económicos, para asegurar el espacio cibernético para las personas y las empresas, para hacer frente a la amenaza del terrorismo y el crimen organizado o para cursos de formación— están pasando a ser más habituales y generan resultados positivos para todos aquellos que forman parte del sistema de cooperación en su conjunto. También ocurre con España, donde la colaboración entre autoridades ha existido desde hace décadas y en los últimos tiempos se han logrado importantes progresos, a través de operaciones conjuntas, en el desarrollo de elementos de confianza mutua y medidas que fomenten la confianza para impulsar una relación en pro de la seguridad de las personas en ambos lados.

 

Más recientemente, la colaboración operativa activa de los agentes de la Policía Real de Gibraltar con la Guardia Civil en operaciones contra el tráfico ilegal de drogas provocó bastantes comentarios en las redes sociales. Resulta importante destacar que la noticia fue confirmada en la prensa por parte de las propias autoridades españolas. Si bien la mayoría del público ha entendido el valioso activo que representa la cooperación policial transfronteriza, también se produjeron ciertos malentendidos entre algunos sectores de la población que la Policía Real de Gibraltar estará encantada de solventar con pruebas verificables sobre cómo Gibraltar se beneficiará de ello.

 

El Comisario de la Policía Real de Gibraltar, Ian McGrail, comentó: “Esto ya está ocurriendo y la relación profesional con los cuerpos de seguridad de España, la Guardia Civil y la Policía Nacional, ha iniciado una nueva fase de colaboración estructurada en la que todos compartimos los mismos objetivos: evitar, frustrar y prevenir las actividades delictivas y poner a los delincuentes en manos de la justicia en ambos lados de la frontera”.

 

“En lo que respecta a la Policía Real de Gibraltar, el mensaje principal de la organización es que Gibraltar no es ni será un refugio para criminales ni un objetivo fácil para aquellos con intenciones ilícitas y criminales”.

 

“Colaborar con otras fuerzas policiales y mantener abiertos canales fluidos para la comunicación y el intercambio de pruebas reforzará el perfil de seguridad del Peñón, así como su eficiencia en la represión de la actividad criminal. La cooperación policial internacional ha pasado a ser un estándar bienvenido, una práctica aceptada para el bien de la sociedad en su conjunto”.

 

McGrail también destacó que, además de los mecanismos para el intercambio de información, esta colaboración también resulta importante cuando las circunstancias y las necesidades de una investigación requieran que las fuerzas policiales estén físicamente presentes y presten su apoyo en el ámbito de investigaciones fuera de su jurisdicción en territorio extranjero con el objeto de conferir una mayor representación visual a la naturaleza transfronteriza del Estado de derecho y cómo la lucha contra el crimen puede librarse más allá de las fronteras de las respectivas organizaciones policiales.

 

El público no debería alarmarse y pensar que los últimos acontecimientos con respecto a la cooperación policial transfronteriza de la Policía Real de Gibraltar resultarán en que la Guardia Civil, la Policía Nacional u otras fuerzas policiales extranjeras terminarán patrullando las calles de Gibraltar.

 

Si existen circunstancias que justifiquen la presencia de agentes extranjeros en el Peñón, ello siempre tendrá lugar bajo la jurisdicción y la autoridad de la Policía Real de Gibraltar. Los agentes no tendrían poderes ejecutivos y acompañarían a los agentes locales. Se trata de los mismos mecanismos aplicables cuando se requiere la presencia de agentes policiales gibraltareños en el extranjero para brindar asistencia en el curso de una investigación con vínculos locales.

 

 

 Comunicado original en inglés de la Policía Real de Gibraltar, en el pdf adjunto.

 

 

 

 

Nota a redactores:

 

Esta es una traducción realizada por la Oficina de Información de Gibraltar. Algunas palabras no se encuentran en el documento original y se han añadido para mejorar el sentido de la traducción. El texto válido es el original en inglés.

 

Para cualquier ampliación de esta información, rogamos contacte con

Oficina de Información de Gibraltar

 

Miguel Vermehren, Madrid, miguel@infogibraltar.com, Tel 609 004 166

Sandra Balvín, Campo de Gibraltar, sandra@infogibraltar.com, Tel 637 617 757

Eva Reyes Borrego, Campo de Gibraltar, eva@infogibraltar.com, Tel 619 778 498

 

Web: www.infogibraltar.com, web en inglés: www.gibraltar.gov.gi/press-office

Twitter: @InfoGibraltar

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...