358: La postura de la oposición con respecto al proyecto “Sunborn” es contradictoria

 

Gobierno de Gibraltar

 

La postura de la oposición con respecto al proyecto “Sunborn” es contradictoria

Gibraltar, 23 de mayo de 2013

 

La postura de la oposición con respecto al proyecto de hotel flotante “Sunborn”[1] continúa exponiendo las contradicciones de su política, puesto que varían su enfoque cada vez que el Gobierno responde a uno de sus argumentos.

 

En un principio, la oposición dio la sensación de estar en contra del hotel flotante. Cuando el Gobierno recordó que, durante su mandato, el GSD había reconocido el valor de un hotel flotante, que incluso habían mantenido negociaciones para traer uno, y que de hecho llegaron a hacerlo para un determinado evento deportivo, la oposición cambió su discurso. Ahora dicen que acogerían bien la inversión y han cambiado su argumento a otras facetas.

 

La oposición también expresó su preocupación por los hoteles existentes en Gibraltar en la actualidad. Cuando el Gobierno señaló que, en el pasado, el GSD llegó a anunciar planes para siete nuevos hoteles en Gibraltar y que, hasta hace poco, presionaban al Ejecutivo para que impulsase nuevos hoteles, la oposición volvió a cambiar su discurso de nuevo.

 

A continuación la oposición se quejó de que el proyecto de hotel flotante hubiese sido presentado ante la Comisión de Desarrollo y Planificación (Development and Planning Commission, DPC) como un hecho consumado, y sugirió que el buque había partido para Gibraltar antes de que la DPC tuviera conocimiento del asunto. Cuando se les demostró que no había tal hecho consumado, puesto que la reunión de la DPC tuvo lugar dos semanas antes de la partida del buque, la oposición volvió a cambiar su discurso una vez más. Ahora dicen que el Gobierno solo ha seguido el proceso de planificación para mantener las apariencias, a pesar de que fue precisamente el actual Gobierno el que se aseguró de que el buque pasase por dicho proceso en primer lugar. Bajo el mandato del GSD , ningún proyecto gubernamental pasaba por la DPC.

 

El Gobierno ya ha explicado que existían bases para discutir si el atraque de un barco en un puerto deportivo representaría un cambio sustancial en su uso, lo cual conllevaría la necesidad de acudir a planificación, o no. Esto significa que, al adoptar el proyecto como propio, el Gobierno evitó esta discusión y dio la oportunidad a la DPC de debatir el tema ante el público y los medios de comunicación. También brindó a los interesados la oportunidad de intervenir, cosa que algunos hicieron.

 

La oposición también ha acusado al Gobierno de ignorar las consideraciones medioambientales. El formulario de solicitud de planificación para el proyecto, que se encuentra disponible online, muestra claramente que la declaración ambiental se encuentra en proceso. Por lo tanto, lejos de intentar mantener las apariencias con respecto al medio ambiente, el Gobierno tiene muy presentes estas consideraciones y se encuentra a la espera del Estudio de Impacto Ambiental (Environmental Impact Assessment, EIA). La oposición, sencillamente, no sabe de lo que habla.

 

La cuestión es que la oposición no puede estar en misa y repicando. No es creíble que acojan la inversión y, acto seguido, se dediquen a buscar inconvenientes en cualquier aspecto del proyecto.

 

La realidad es que la oposición continúa repitiendo las mismas declaraciones incorrectas sobre el proyecto “Sunborn” con la esperanza de poder confundir a la opinión pública. El Gobierno no les permitirá que se salgan con la suya.



[1] Empresa finlandesa líder en el desarrollo y operación de hoteles flotantes: http://sunborn.com/; Para el Sunborn Gibraltar, véase http://www.sunborngibraltar.com/; para el Sunborn Barcelona: http://sunbornbarcelona.com/es

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...