230: La oposición vuelve a dar un traspié respecto a la cuestión de la formación de enfermería

 

Gobierno de Gibraltar

La oposición vuelve a dar un traspié respecto a la cuestión de la formación de enfermería

Gibraltar, 4 de abril de 2013

 

La oposición, en intento de ganar puntos políticos, ha vuelto a dar un traspié al intentar desacreditar el enorme paso adelante que ha dado el Gobierno respecto a la formación local para enfermeros y enfermeras.

El hecho es que, durante su mandato, el GSD no hizo nada para facilitar que los auxiliares de enfermería tuvieran un programa de aprendizaje mediante el que convertirse en enfermeros diplomados[1]. Es más, fue el Gobierno del GSD el que abolió la formación de enfermeros matriculados[2] y el que hizo imposible el avance profesional de auxiliar de enfermería a enfermero diplomado. El nivel 2 NVQ[3] que implantaron no permitía convertirse en enfermero matriculado, un grado que ya no se reconoce, y menos aún en enfermero superior. La decisión del Gobierno anterior convirtió la diplomatura en Enfermería (ahora grado universitario) en la única vía para obtener el título de enfermero diplomado, bloqueando así la posibilidad de que las personas con una mentalidad “menos académica” avanzaran en su carrera y, al mismo tiempo, limitando el número de enfermeros jefe que Gibraltar podría generar.

Esto se produjo después de los cambios efectuados en la formación de enfermería británica, pero el GSD no supo ajustarse a estos cambios, no tuvo el compromiso necesario con los trabajadores y con los jóvenes, y, como es habitual, tampoco tuvo la visión de adaptar la formación en enfermería para satisfacer las necesidades de nuestra comunidad. Al Gobierno GSLP/Liberal no le llevó demasiado tiempo completar las gestiones necesarias para reestablecer la posibilidad de alcanzar el grado de enfermero matriculado en Gibraltar, y, paralelamente, asegurar la reapertura de una vía real para obtener la titulación de enfermero diplomado. El actual Gobierno ha logrado este objetivo cumpliendo todos los criterios de formación establecidos por las universidades de Kingston y St George.

El GSD se equivoca al decir que las universidades de Kingston y St George “dirigen” la Escuela de Estudios Sanitarios (School of Health Studies). La escuela está a cargo de la Autoridad Sanitaria de Gibraltar (Gibraltar Health Authority, GHA). La GHA tiene un acuerdo con la Universidad y en la actualidad ambas están buscando nuevas vías de colaboración. El Gobierno valora enormemente sus vínculos con la Universidad y, de hecho, el Ministro de Salud, John Cortés, visitó el campus de St George el pasado noviembre, cuando se reunió con el decano, el director de la Escuela de Enfermería y otros funcionarios, así como con los gibraltareños que cursan sus estudios en el centro.

La señora Ellul-Hammond[4] demuestra una vez más su falta de conocimiento y experiencia en el ámbito sanitario. En el comunicado de prensa del GSD pregunta de qué manera se reinstaurará el grado de enfermero matriculado en la “Dirección de Servicios de Enfermería de la GHA en relación con la descripción del trabajo y la estructura salarial”. Esta es una pregunta increíble viniendo de alguien que se encarga de la cartera de salud de la oposición y que fue miembro de la Junta de la GHA entre 2007 y 2011. Como la señora Ellul-Hammond debería saber, ya existe un grado de enfermero matriculado, así como una escala salarial que ostentan los 56 enfermeros que obtuvieron el grado antes de los cambios efectuados por el GSD, y que aún conservan. Estos profesionales se encontraban, en efecto, en peligro de extinción, ya que no estaban siendo reemplazados y habrían desaparecido con el tiempo.

La señora Ellul-Hammond también pide garantías de que “los estándares de enfermería y las condiciones del servicio en Gibraltar no se vean comprometidos”. Es difícil determinar si la portavoz de salud del GSD sabe de qué está hablando. Claramente, como la iniciativa del Gobierno aumentará la formación y por tanto el número de enfermeros jóvenes formados, los estándares de enfermería mejorarán, mientras que las condiciones del servicio no se verán afectadas.

Además, el GSD parece estar afirmando que creó la formación de enfermería en Gibraltar. Esto no sólo es falso, sino que también es un insulto a los muchos profesionales que han dedicado sus carreras durante décadas al desarrollo y a la formación de enfermería. En realidad, la puesta en marcha de la formación de enfermería tiene sus raíces en 1944, gracias al trabajo de Jane Reilly como matrona del Hospital Colonial. Mary Brooks y Margaret Bear fueron las primeras auxiliares de enfermería locales matriculadas en 1948, y la Ordenanza de Diplomatura de Enfermería (Nurse Registration Ordinance) que propició la puesta en marcha de la formación de enfermería se remonta a 1949. De hecho, la Escuela de Enfermería tuvo su primera sede permanente en el ala John Mackintosh del antiguo hospital San Bernardo en 1969. Bajo el gobierno del GSD, el cambio consistió en que la Escuela de Enfermería sustituyó este nombre para convertirse en la Escuela de Estudios Sanitarios con Keith Azopardi como ministro de Sanidad en 1998. El Diploma en Enfermería se instituyó en el año 2000 debido a los cambios en el Reino Unido, y no fueron una iniciativa del GSD. De hecho, fue durante la administración GSLP en 1989-90 cuando se crearon los primeros vínculos con una institución del Reino Unido, la Sheffield and North Trent College, que posteriormente se integró en la Universidad de Sheffield. Es más, los primeros alumnos de grado de Enfermería de Adultos empezaron sus estudios en 2012, otra vez debido a los cambios en el Reino Unido.

Que la oposición afirme que prácticamente introdujo la formación profesional de enfermería en Gibraltar es arrogante y falso, así como un típico intento de cambiar la percepción histórica por parte de lo que se ha convertido en un partido político cada vez más frustrado.

Pero el comentario más presuntuoso e insultante de la señora Ellul-Hammond se encuentra en la afirmación de que “gracias al GSD, los enfermeros tienen las herramientas necesarias no sólo para ser competentes, sino también los medios para convertirse en gerentes de enfermería”. Este comentario realmente se lleva la palma. Esta sugerencia de que antes del GSD los enfermeros no podían ser “competentes en su trabajo” es absurda y cuestiona la competencia de los cientos de enfermeros de Gibraltar formados con anterioridad. También pone en tela de juicio el desarrollo de los gerentes de enfermería, como si no hubieran existido antes de 1996, o como si no hubieran sido formados adecuadamente.

"El logro de la condición de gerente de enfermería - y tenemos algunos excelentes en este momento – se consigue a través del trabajo, de una formación intensa, y del compromiso de nuestro personal de enfermería de alto nivel, y no gracias a nadie más, ciertamente no gracias al GSD", dijo el Ministro de Salud, John Cortés. Y añadió: "En un año hemos abierto una puerta muy importante para nuestros enfermeros jóvenes y para todos aquellos que busquen desarrollar una carrera en enfermería. Y todavía tenemos más por hacer”.

“Me satisface que el GSD haya aplaudido esta medida, a pesar de que tuvieron numerosas oportunidades de adoptarla en su momento y no lo hicieron. Pero su intento de desacreditar el trabajo realizado durante décadas por los profesionales de la enfermería sencillamente no es aceptable. Seguramente afectará a la credibilidad siempre menguante de la oposición”.

 

Foto 1: El Ministro de Salud, John Cortés, junto a miembros del personal de la Universidad de Kingston y St George. (De i. a d.) Dave Doran (profesor titular de Ciencias Paramédicas), Paul Burke (profesor titular y máximo responsable de Ciencias Paramédicas), Sue Coppard (vicedirectora del centro paramédico), Fiona Ross (decana), John Cortés y Julia Gale (directora de la Escuela de Enfermería)

Foto 2: El Ministro de Salud, John Cortés (d.), con estudiantes de enfermería de salud mental en la Universidad de St George en Tooting (Londres)



[1] Los enfermeros diplomados (registered nurses) son los graduados en un programa de enfermería universitario y que han pasado el examen oficial para obtener su licencia.

[2] Los enfermeros matriculados (enrolled nurses) trabajan bajo la supervisión de un enfermero registrado para proporcionar a los pacientes los cuidados sanitarios básicos.

[3] National Vocational Qualifications. Cualificaciones Nacionales Vocacionales. Los candidatos a esta titulación deben demostrar que tienen las capacidades y aptitudes para llevar a cabo un determinado trabajo.

[4] Isobel Ellul-Hammond, portavoz de la oposición en materia de sanidad.

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...