149: Los científicos encuentran la llave a un mundo perdido en Gibraltar- por el profesor Clive Finlayson

 

Gobierno de Gibraltar: Ministerio de Deportes, Cultura, Patrimonio y Juventud

 

Los científicos encuentran la llave a un mundo perdido en Gibraltar- por el profesor Clive Finlayson[1]

Gibraltar, 7 de marzo de 2013

 

El Peñón de Gibraltar estuvo habitado por Neandertales desde hace 100.000 hasta hace 30.000 años. Por el momento han sido descubiertos ocho yacimientos con fósiles o con tecnología Neandertal en el Peñón. Dos de ellos, las cuevas Gorham y Vanguard[2], son objeto de una investigación en curso. Estas cuevas se encuentran en la actualidad al nivel del mar, pero hace entre 55.000 y 30.000 años lindaban con una plataforma costera emergida que distaba en ocasiones hasta cinco kilómetros de la orilla del mar. Las cuevas contienen un archivo único de fauna y flora, en forma de fósiles, carbón vegetal y polen, que ayuda a la reconstrucción ambiental del paisaje de estas plataformas costeras, ahora sumergido. Un complejo de dunas de 300 metros en el lado este del Peñón y otras características geológicas completan la imagen biológica.

Todos estos indicios se han combinado en  un artículo publicado recientemente en la revista Geomorphology[3] (Geomorfología) para sacar a la superficie un mundo perdido que es el Gibraltar de hace entre 55.000 y 30.000 años. El trabajo se completa además con un estudio de la ecología de las especies  registradas en las cuevas de Gibraltar, utilizando observaciones realizadas en la actualidad. La composición de las especies en este registro fósil se asemeja mucho a la fauna y vegetación actuales del parque nacional de Doñana, actualmente la reserva más rica de la península Ibérica en términos de biodiversidad y localizado sólo a cien kilómetros al noroeste de Gibraltar.

¿Cómo era este mundo perdido? Según esta última investigación, era un mosaico de bosques de pinos, dunas costeras, matorrales y humedales de temporada. La doctora Geraldine Finlayson del Museo de Gibraltar, una de las autoras del estudio, explicó que "Gibraltar era un Serengueti Mediterráneo. Las manadas de ciervos, caballos salvajes y bovinos pastaban en las sabanas y eran acechados por una extraña mezcla de depredadores que incluían hienas manchadas, leopardos, osos pardos, lobos y linces. Realmente fue un pedazo de África en Europa". Toda la información recogida ha permitido que los científicos, por primera vez, cuantifiquen la estructura de la vegetación de la antigua llanura costera y elaboren un modelo de la dinámica espacio-temporal de la plataforma costera de Gibraltar de entre hace 55.000 y 30.000 años.

El artículo llega después de otros dos ya publicados en 2013. "Esta producción de literatura científica por parte de una institución tan pequeña como el Museo de Gibraltar es notable y comparable a la de los mejores centros de investigación de universidades europeas y norteamericanas", agregó la doctora Geraldine Finlayson[4]. "Hemos estado trabajando muy duro para hacer de Gibraltar un centro de excelencia y lo estamos consiguiendo. Estamos muy agradecidos por el apoyo que el Gobierno de Gibraltar nos ha brindado y somos optimistas en el sentido de que, con este respaldo, podemos llevar a Gibraltar a un nuevo nivel".



[1] Director del Museo de Gibraltar. Zoólogo y paleontólogo.

[2] Las cuevas de Vanguard y Gorham son dos cuevas marinas – formadas por la acción de las olas – que forman parte del conjunto Cuevas de Gorham, al que también pertenecen las cuevas de Bennett y Hyaena.

[4] Directora del Instituto de Estudios Gibraltareños (Institute for Gibraltarian Studies) y jefa del laboratorio científico del Museo de Gibraltar.

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...