115: Moción sobre la vídeoemisión de procedimientos parlamentarios

 

Gobierno de Gibraltar

 

Moción sobre la vídeoemisión de procedimientos parlamentarios[1]

Gibraltar, 22 de febrero de 2013

 

Señor presidente de la Cámara:

 

El Parlamento ha experimentado un gran cambio desde que fuimos elegidos el 8 de diciembre de 2001 y es importante entender cuáles han sido esos cambios hasta la fecha y cómo se han producido.

 

Ante todo, como ya dije con anterioridad a la Cámara en la ceremonia inaugural, hemos establecido que la intervención de Su Excelencia el Gobernador en la Inauguración Ceremonial [de un nuevo Parlamento] debe abordarse en el estilo de la intervención de Su Majestad la Reina en una Inauguración Ceremonial del Parlamento [británico], es decir, como un discurso que refleje el programa político que el pueblo ha escogido en las Elecciones Generales que preceden a la constitución de un nuevo Parlamento.

 

Por esta razón, en mi primera comparecencia en esta Cámara como Ministro Principal traté de dar lo que era, a nuestro entender, un gran paso hacia adelante tal y como debería ser en un entorno emancipado donde la Corona en el Parlamento hace efectiva la voluntad del pueblo.

 

En aquella Inauguración Ceremonial señalé que también estábamos preparados para llevar a cabo otros cambios en el trabajo diario del Parlamento.

 

Ya hemos introducido, con muy buenos resultados, la práctica de publicar la legislación [antes de su votación] como borradores parlamentarios (‘command papers’). Esta práctica permite ahora una consulta más amplia en todas las nuevas áreas de legislación incluso antes de que la legislación en cuestión sea publicada como un proyecto de ley.

 

En los catorce meses escasos desde que asumimos el cargo, hemos consultado con la oposición, hemos preparado los términos de referencia para una Comisión independiente de Reforma Política, Democrática y Parlamentaria, hemos establecido esa comisión bajo su presidencia, la comisión ha celebrado reuniones, ha deliberado y ha informado, el mes pasado proporcioné copias a los miembros de esta Cámara y este mes he presentado el informe, de manera que el público pueda tener acceso a las aportaciones.

 

Y quizás la mayor revolución que ha presenciado esta comunidad en su democracia bajo mi dirección de esta Cámara ha sido la convocatoria de reuniones mensuales de este Parlamento.

 

En mi opinión, esto ha mejorado la calidad de la democracia en nuestra comunidad a través del aumento del debate y de las preguntas que ello supone.

 

Existe ahora una conexión Wi-fi en esta Cámara para los miembros del Parlamento y los periodistas. Además, ahora publicamos una agenda parlamentaria, de manera que los miembros de la oposición, la prensa y el público pueden saber cuándo se tratarán cuestiones y asuntos concretos. Esto, señor Presidente, representa un gran cambio con respecto a cuando estábamos en la oposición y ni siquiera se nos decía para que fecha se aplazaban las sesiones.

 

Me preocupa que esto último a veces se dé por sentado y que se me pregunte sobre la agenda, cuando en realidad la agenda ya ha sido publicada por la Cámara. Desde nuestro punto de vista, señor Presidente, todo esto ayuda a acercar la actividad y los procesos de esta casa al público en general.

 

La culminación de este camino que hemos emprendido hacia la apertura de nuestro Parlamento será la llegada, finalmente y si la Cámara lo aprueba, de la retransmisión de las sesiones de la Cámara.

 

Durante la ceremonia inaugural, hace apenas 14 meses, dije que esperaba que las cámaras que entonces estuvieron en la sala para filmar el evento no desaparecieran durante el resto de la vida de este Parlamento. De hecho, señor Presidente, los miembros de la Cámara recordarán que en nuestro documento orientativo sobre la reforma parlamentaria ya habíamos afirmado lo siguiente, antes de las elecciones:

 

“Por lo tanto, un gobierno GSLP-Liberales comenzaría, inmediatamente después de las elecciones, el proceso de celebrar reuniones mensuales del Parlamento para formular preguntas, legislar y presentar mociones del gobierno y de la oposición. Esto requeriría, muy probablemente, que el puesto de Presidente tuviera que ser un cargo a tiempo completo y que se designara un vicepresidente (incluido personal de apoyo adicional si fuera necesario).

 

Además, se publicaría una agenda parlamentaria el primer día parlamentario de cada mes, de manera que el público y los miembros del Parlamento supieran cuándo se debatiría cada asunto.

 

También es necesaria una web del Parlamento, independiente de la web del Gobierno, donde todos los debates sean retransmitidos online en directo y archivados. Los procedimientos de la Cámara también deberían ser televisados en la GBC[2] o en la web de la GBC, previa consulta con esta empresa. La web [del Parlamento] contendría copias de las transcripciones de los debates, así como las preguntas y respuestas parlamentarias”.

 

Me alegra decir, señor Presidente, que la retransmisión de las sesiones de esta Cámara ha sido un antiguo deseo mío enmarcado en el proceso de abrir el Parlamento para acercarlo a nuestro pueblo.

 

En la primera sesión presupuestaria de la Cámara en la que tuve el honor de hablar, en 2004, expresé la siguiente opinión:

 

“También queda clara la necesidad de una web del Parlamento, independiente de la web del Gobierno, que emita en directo y archive todos los debates. Los procedimientos de la Cámara también deberían televisarse en la GBC. Ya hacemos más que otros territorios que sólo ofrecen los titulares de sus sesiones parlamentarias, pero no debemos conformarnos con eso. En lugar de que la GBC muestreuna pantalla en negro o un bucle de tres horas de repeticiones durante el día, podemos usar ese tiempo, cuando estamos en esta Cámara, para llegar a las personas que nos pusieron aquí. En mi opinión, deberíamos evaluar el coste de televisar las sesiones de esta Cámara y debatir seriamente si queremos seguir por ese camino. Y esto no es una cuestión partidista porque soy consciente de que estoy haciéndome eco de las palabras del señor Azopardi[3] en 2003, en el que fue su último discurso presupuestario. Puede que mis palabras no sean del agrado de todos los que se sentaban entonces en los bancos de la oposición, pero creo realmente que este puede ser un tema en el que el líder de la Oposición y el líder de la Cámara[4] podrían llegar a un acuerdo.

Esta casa debe llegar, a través de los medios de comunicación, hasta la población, a la que se debe, y no sólo en época de elecciones. Debemos facilitar el trabajo de la prensa y no escatimar recursos para hacerlo. Es demasiado importante”.

 

Eso fue en 2004.

 

Entonces reconocía, como reconozco ahora, que Keith Azopardi ya había sacado el tema a colación el año anterior en su último discurso presupuestario en esta Cámara en 2003, cuando era Viceministro Principal. Entonces dijo lo siguiente:

 

 “Uno mira a la galería y no ve mucha gente que venga a este Parlamento y eso debería preocupar a los miembros; a mí me preocupa ciertamente porque esta Cámara debería estar en contacto con la gente y la gente debería estar en contacto con esta Cámara. El pueblo eligió a los miembros de esta Cámara y necesitamos incentivar la participación en los asuntos de esta Cámara y asegurarnos de que comunicamos y transmitimos información pública a la gente. Me preocupa que exista un alto nivel de desinterés, que tiene que ver con el método de trabajo de esta Cámara, y creo que deberíamos darnos una oportunidad para revisar las prácticas de esta Cámara para asegurarnos de que llegamos mucho más a la gente. Es una cuestión de reestructurar los tiempos, las sesiones y el modo en el que se gestiona el turno de preguntas. No hace falta decir que mi punto de vista personal es que deberíamos debatir la posibilidad de televisar parte de las sesiones de esta Cámara”.

 

Aquí termina la cita.

 

Ni él ni yo encontramos entonces el apoyo del entonces Líder de la Cámara, pero yo sigo defendiendo la cuestión.

 

Durante el curso del debate presupuestario de 2006 llevé el asunto aún más lejos:

 

“Nosotros, como Parlamento, deberíamos considerar seriamente la emisión de las sesiones de esta Cámara. De hecho, cuando digo ‘emisiones’ me refiero a vídeoemisiones. Con el objetivo de estimular el debate sobre la materia, estoy considerando presentar una moción sobre el asunto en la próxima reunión de esta Cámara. Incluso aunque sólo sean unas pocas noticias o algunos ‘especiales’ adecuados, o transmisiones diurnas cuando se reúna la Cámara. Mi postura está firmemente a favor de sacudirse las telarañas y de permitir la entrada de las cámaras. Hablo por mí mismo a este respecto. En efecto, ya hace 20 años desde que el vídeo mató a la estrella de la radio[5], en todas partes excepto en esta Cámara. Creo que es razonable decir que actualmente somos probablemente la única democracia europea que impide que las cámaras de televisión muestren a nuestros electores nuestras caras mientras discutimos o llegamos a acuerdos. Los votantes solo pueden juzgar nuestros caracteres a través de entrevistas, pero no se les permite ver nuestras interacciones en este el corazón de nuestra democracia. No es de extrañar que nos dejen solos en nuestros debates. Asumámoslo, hoy en día si no vale la pena televisarlo, es que no vale la pena presenciarlo en directo. Tanto es así que, incluso para este debate, incluso para el ‘plato fuerte’[6] del discurso de los presupuestos del Ministro Principal y la réplica del líder de la oposición, no ha acudido casi ningún miembro del público. Creo que nosotros, como Parlamento, debemos llegar colectivamente a nuestra comunidad y no podemos hacerlo sin permitir que las cámaras de televisión entren en nuestra Cámara”.

 

Aquí termina la cita.

 

Señor Presidente, me encantaría exponer a la Cámara algunas más de mis intervenciones presupuestarias, pero creo que lo citado ya ilustra suficientemente que ésta ha sido una cuestión que he perseguido personalmente durante todos los años que he estado en esta Cámara.

 

Los miembros del Parlamento sabrán que su propio informe de la comisión ha sido claro y positivo sobre el asunto de televisar las sesiones parlamentarias.

 

En el párrafo 2.13 la comisión ha señalado lo siguiente:

 

“Hemos considerado si las sesiones del Parlamento, o alguna parte de ellas, deberían ser televisadas. Ha habido un amplio apoyo de los encuestados en cuanto a televisar las sesiones. Hemos llegado a la conclusión de que las sesiones del Parlamento deberían ser televisadas, pero no las sesiones de las comisiones permanentes o de investigación o control.

 

Recomendación 17:

 

Recomendamos considerar la emisión por televisión de las sesiones del parlamento y además recomendamos que, en el caso de privatización de la GBC, deberían quedar garantizados los acuerdos para televisar las sesiones parlamentarias.

 

De hecho, señor Presidente, permítame señalar que en los planes anunciados por el Gobierno no se plantea que pueda haber una privatización de la GBC. Este no es el objetivo de nuestros planes para la creación de una filial de la GBC (Gibraltar Entertainment Network).

 

Quizás más interesante, señor Presidente, es el inciso que ha hecho la comisión en el sentido de que hay un amplio respaldo de los encuestados a la emisión televisada de las sesiones.

 

Siempre he creído que esta sería la postura de la mayoría en nuestra comunidad.

 

El hecho es que, aunque puede que no haya muchos a los que les guste ver [el canal] BBC Parliament tanto como a mí, y estoy seguro que al resto de los miembros también les gusta, la mayoría de nuestra comunidad está acostumbrada a ver extractos de intervenciones de líderes de los partidos y de otros parlamentarios relevantes en las noticias diarias.

 

Por lo tanto, no tengo la menor duda de que la mayoría de nuestra comunidad está deseando tener la posibilidad de presenciar el trabajo que se lleva a cabo en este lugar, en color y en directo, cuando sea relevante, y no sólo durante los actos ceremoniales.

 

Así, señor Presidente, sobre este trasfondo, en breve estaremos en situación de ofrecer emisiones en vídeo desde esta Cámara gracias a la instalación de videocámaras de alta calidad durante la remodelación de esta Cámara que estamos a punto de emprender.

 

El proyecto que el departamento de informática del Gobierno ha recomendado, tras considerar diversas opciones, es la instalación de tres cámaras de alta definición. Dos de ellas estarían en lados opuestos de la Cámara, lo cual permitiría mostrar una perspectiva completa. Estas cámaras se instalarían de la manera menos molesta posible en el mobiliario que se está colocando como resultado de la remodelación. Una tercera cámara sería instalada en el área de la galería para mostrar al señor Presidente y una amplia toma de toda la Cámara. También existiría la posibilidad de hacer un ‘zoom’, dependiendo de si las cámaras fueran operadas manualmente o de los parámetros de operación automática.

 

Los micrófonos correspondientes estarían integrados en el mobiliario de la misma manera que las cámaras. Dichos micrófonos condicionarían las cámaras de manera que la toma cambiaría dependiendo de qué micrófonos estuvieran encendidos.

 

El sistema trabajaría inicialmente sobre la premisa de mostrar el lado de la Cámara en el que se encontrase el orador.

 

En caso de que hubiera dos micrófonos activos a la vez, la toma cambiaría al plano de la galería pública, cubriendo así toda la Cámara y al señor Presidente.

 

En nuestra opinión, la retransmisión en vivo debería estar disponible en la web del Parlamento –www.parliament.gi. Este material no editado también debería estar disponible para la GBC y para cualquier otra entidad periodística acreditada por el Parlamento. No obstante, el Gobierno considera que el Parlamento debería conservar el copyright de todas las imágenes y del sonido, como creo que es el caso con nuestra transmisión de radio.

 

Tengo entendido que la GBC ya ha empezado a estudiar, junto con el departamento de informática del Gobierno, la manera de obtener la mejor calidad de transmisión desde aquí. También creo que se ha propuesto que la GBC cuente con una conexión de fibra óptica, de manera que tenga la mejor calidad de transmisión posible. Ellos podrían estar interesados en transmitir en directo cuando no tengan otros programas en su parrilla– por ejemplo, antes de las 19:30 horas – o puede que simplemente deseen colgar el programa también en su web. Creo que estos, señor Presidente, son los asuntos que la GBC tiene que concretar en este momento. Puesto que es una emisora de servicio público, no tengo dudas de que el público esperará que retransmitan cuando no estén difundiendo su programación habitual.

 

Otras entidades periodísticas también podrían desear retransmitir en directo – The Chronicle, Panorama, New People o Vox tienen todos webs en las que les gustaría contar con esta emisión. El Parlamento no debería privar a estas entidades ese acceso.

 

Hasta aquí, señor Presidente, la cuestión de cómo grabar las sesiones y cómo el Parlamento compartiría la señal con el público y, más concretamente, con emisoras y periodistas.

 

La forma de regular el uso de las imágenes es un asunto más complejo. Puesto que ya existen reglas del Parlamento de Westminster establecidas al respecto entiendo que hay mucho de lo que no necesitaríamos ocuparnos, ya que cubren la grabación de comités, debates del Westminster Hall y similares.

 

Le estoy agradecido por haber proporcionado esa información, señor Presidente.

 

Podemos obtener algunas pautas sobre el tema de emisión de debates en las Cámaras de los Lores y de los Comunes y de las reglas que allí se aplican, las cuales creo que serán muy útiles.

 

En la actualidad existen reglas de cobertura en Westminster que parecen muy útiles para establecer algunos parámetros de cómo habría que estructurar las imágenes.

 

Voy a proponer que adoptemos algunas partes de esas reglas en la próxima reunión a través de otra moción que espero sea objeto de acuerdo previo por parte de la oposición antes de su presentación.

 

Sin embargo, no podemos llevar esto a cabo hasta que tengamos las cámaras preparadas y podamos definir adecuadamente los ángulos de cobertura.

 

Por ejemplo, puede que no sea posible insistir en un plano medio-corto en algunos casos, pero, por lo que he visto, podremos establecer algunas reglas basadas en los modelos de Westminster.

 

Además, hemos de recordar que en esta Cámara también hacemos parte de nuestro trabajo sentados en la zona del comité, especialmente en época de presupuestos, y eso puede requerir en ocasiones alguna rectificación de los ángulos de las cámaras (manualmente), así como la ayuda de los ujieres.

 

Queda, por lo tanto, mucho trabajo técnico por hacer que requiere la intervención del contratista y del departamento de informática. Ese trabajo tendrá que empezar a finales de abril, cuando hayan terminado los principales trabajos de reforma del Parlamento, según la agenda, y el trabajo de ajuste técnico pueda empezar en serio.

 

Señor Presidente, estamos en la cúspide de un momento de transformación para nuestra comunidad y para nuestro Parlamento.

 

Es un momento muy emocionante para nuestra comunidad.

 

El liderazgo democrático que estamos ofreciendo abre este lugar a todos y de todas las maneras.

 

Ya sea programando lo que aquí suceda para que la gente pueda sintonizarlo, ya sea abriendo este lugar para hacerlo verdaderamente accesible, como hemos dicho que haremos durante la segunda fase de la remodelación, este gobierno está abriendo el Parlamento y esta es la mejor democracia.

 

Al hacerlo, señor Presidente, confío en que podremos contar con el apoyo de los miembros del otro lado de la Cámara, a pesar de que anteriormente la oposición no ha estado siempre a favor de permitir las cámaras dentro de esta casa.

 

En nuestra opinión, no hay necesidad de excluir las cámaras.

 

No hay necesidad de mantener un Parlamento que sólo emite por audio, en onda media con interferencias casi constantes.

 

No hay necesidad de permanecer anclados en el pasado si la tecnología puede acercarnos a nuestra gente.

 

Y quizás, con la llegada del vídeo, todos los miembros también puedan – cuando los ánimos se exalten – pensar un poco en la moderación, ya que nos estarán viendo todos aquellos que deseen sintonizarnos.

 

Señor Presidente, por todas estas razones, tengo el gran placer de presentar los términos de esta moción a la Cámara.



[1] Discurso íntegro del Ministro Principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ante el Parlamento de Gibraltar el día 21 de febrero de 2013

[2] Gibraltar Broadcasting Corporation, GBC: Radio Televisión de Gibraltar

[3] Keith Azopardi, entonces líder del Progressive Democratic Party (PDP), ahora presidente del PDP.

[4] Normalmente este puesto lo ocupa el Ministro Principal

[5] Alusión a una famosa canción pop de los ochenta, ‘Vídeo Killed the Radio Star’.

[6] En castellano en el original

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...