019: No existen riesgos para el Gibraltar Savings Bank

 

Gobierno de Gibraltar

No existen riesgos para el Gibraltar Savings Bank

Gibraltar, 9 de enero de 2013

Con el objetivo de disipar cualquier preocupación por parte de los clientes del Gibraltar Savings Bank[1] después de las afirmaciones confusas e inapropiadas realizadas ayer por la oposición del GSD, el Gobierno de Gibraltar recuerda a los ciudadanos los siguientes hechos que demuestran que no hay razón alguna para que los depositantes se preocupen.

El Gibraltar Savings Bank está sujeto a los mismos requisitos “conoce a tu cliente” y antiblanqueo de dinero que cualquier otro banco en Gibraltar. De hecho, un mínimo de investigación al respecto habría mostrado al señor Feetham[2] que el Gibraltar Savings Bank se menciona de forma expresa en la legislación penal sobre blanqueo de dinero[3] como un “negocio financiero relevante” y, por lo tanto, ha de cumplir, y de hecho cumple, íntegramente con todas sus obligaciones contra el blanqueo de dinero, tal y como exige la ley. Los asuntos a los que el señor Bossano se refirió en el Parlamento, en relación a las dificultades que tienen algunos operadores del sector financiero derivadas del hecho de que algunos bancos locales no abren cuentas a empresas con directores no residentes, no tienen nada que ver con eludir las leyes contra el blanqueo de dinero.

El Gibraltar Savings Bank ha operado como una institución captadora de depósitos durante más de 130 años. Sus operaciones y actividades fueron establecidas, y siempre han estado, y siguen estando, sujetas a y gobernadas por las disposiciones de la Ley del Gibraltar Savings Bank (Gibraltar Savings Bank Act). De hecho, esta ley establece que:

(1)    La dirección y el control del Savings Bank están a cargo del Director del Gibraltar Savings Bank, que es y seguirá siendo el Contable General (Accountant General), uno de los funcionarios de más alto rango del Tesoro de Su Majestad (Her Majesty’s Treasury).

(2)    La inversión de los activos del banco están y seguirán estando bajo la dirección del Secretario Financiero (Financial Secretary), el máximo responsable del Tesoro de Su Majestad, tal y como establece la Ley del Gibraltar Savings Bank.

(3)    Las cuentas del Gibraltar Savings Bank también están sujetas a la auditoría del Auditor Principal (Principal Auditor) en virtud de la ley, en cumplimiento de los estándares relevantes aplicables, como es el caso de las cuentas públicas de Gibraltar.

Nada de esto ha cambiado y demuestra que el Savings Bank está regulado de una forma más rigurosa (mediante su propia ley) que cualquier otro banco regulado por la Comisión de Servicios Financieros (Financial Services Commission, FSC). La regulación por la FSC está diseñada para proporcionar garantías a aquellas entidades bancarias del sector privado que, [al contrario del Gibraltar Savings Bank], no están establecidas y gobernadas por una ley [específica], que no se mencionan de forma expresa y por su nombre en la ley sobre blanqueo de dinero y que no están dirigidas por el Contable General del Gobierno ni por el propio Secretario Financiero.

El Savings Bank expandirá, en efecto, su función de captador de depósitos y esto incluirá la provisión de cuentas corrientes con devengo de intereses y cuentas de negocios libres de gastos bancarios, incluidos los servicios gratuitos de manejo de efectivo. Sin embargo, a diferencia de cualquier otro banco, el reembolso de todas las cantidades depositadas en el Gibraltar Savings Bank y los intereses que generen estarán totalmente garantizadas por el Gobierno. Esto está previsto en la sección 8 de la Ley del Gibraltar Savings Bank. Por lo tanto, no hay posibilidad de que surjan “riesgos” respecto a los depósitos realizados en el Gibraltar Savings Bank, como el señor Feetham sugirió de forma tan lamentable en un comunicado de prensa alarmista, diseñado claramente para asestar un golpe a la confianza en una de las instituciones financieras más seguras de Gibraltar.

El señor Feetham debería haber reflexionado antes de emitir la nota de prensa en la que insinuaba que existía algún tipo de riesgo en el banco más antiguo de Gibraltar.



[1] El Gibraltar Savings Bank es el banco estatal que emite los bonos del Gobierno.

[2] Daniel Feetham, líder del GSD.

[3] Crime (Money Laundering and Proceeds) Act

 

taxonomía: 
Facebook Twitter Vimeo Share to Stumble Upon More...